MINISTERIOS DE SALUD Y TURISMO PIDIERON QUE QUIENES VIAJEN A LAS OLIMPÍADAS A LONDRES SE VACUNEN CONTRA EL SARAMPIÓN

El ministro Manzur llamó a extremar los recaudos y a chequear coberturas

La advertencia surge debido a que en el continente europeo circula el sarampión, lo que representa un potencial peligro de reintroducción de la enfermedad en el país a través de viajeros que no están protegidos. Desde el año 2000 Argentina no registra circulación autóctona del virus del sarampión. Son inmunes a la enfermedad quienes acreditan esquema completo de vacunación al año de vida, los mayores de 50 años; las personas entre 5 y 50 años que recibieron al menos dos dosis de la vacuna y los que acrediten haberse vacunado contra el sarampión y la rubéola durante las campañas nacionales

Ante la cercanía de la celebración de los Juegos Olímpicos Londres 2012 que comienzan el próximo 27 de julio, el Ministerio de Salud de la Nación, conjuntamente con la cartera de Turismo a cargo de Enrique Meyer,  recomendaron a las personas que tengan previsto viajar a Inglaterra, tener completo el esquema de vacunación contra el sarampión dado que en el continente europeo se registra una importante circulación viral de esa enfermedad.

«Debido a que el virus del sarampión –una enfermedad muy contagiosa que puede ocasionar complicaciones graves como encefalitis o neumonía, entre otras– está circulando con intensidad en Inglaterra, Europa y otras partes del mundo, le pedimos a las personas que vayan a viajar a esos destinos, que se vacunen contra esta patología para evitar que produzcan la reintroducción de este virus en la Argentina”, afirmó el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur.

El funcionario advirtió que “los viajes internacionales muchas veces facilitan la  transmisión de la enfermedad de un país a otro produciendo un cambio del escenario epidemiológico existente”, al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de “extremar las medidas de prevención para que no se produzcan nuevos casos de sarampión en el país, el cual se encuentra libre de circulación viral autóctona desde el año 2000”.

En ese sentido, a partir de la semana próxima los deportistas de la delegación argentina que competirán en los Juegos Olímpicos Londres 2012, comenzarán a ser vacunados en un operativo coordinado entre el Ministerio de Salud de la Nación y la Secretaría de Deportes de la Nación.

Una persona es inmune al sarampión si acredita esquema completo de vacunación al año de vida y al ingreso escolar con doble o triple viral; cuando tiene más de 50 años de edad; cuando tiene entre 5 y 50 años y ha recibido al menos dos dosis de la vacuna y cuenta con el certificado que así lo acredita; o cuando se ha vacunado contra el sarampión y la rubéola durante las campañas nacionales, y cuenta con el certificado. Para quienes no cumplen con estos requisitos se recomienda recibir, al menos, una dosis de la vacuna doble o triple viral.

En otro orden, la cartera sanitaria nacional solicitó a los profesionales de la salud que aprovechen la consulta médica por cualquier motivo para verificar los antecedentes de vacunación para esta enfermedad, con la finalidad de alcanzar coberturas de vacunación satisfactorias en la población para evitar la propagación del mismo ante el riesgo permanente de importación.

Situación del sarampión en la Región

Si bien en la Argentina no circula el sarampión desde el año 2000, el riesgo de inserción de esta enfermedad al país es alto y permanente, ya que el virus circula actualmente con intensidad en Europa, el sudeste asiático, el Pacífico oriental y África.

“En Argentina no se han registrado epidemias desde 1998 y a partir de 2002 se consideró interrumpida la transmisión endémica del virus en la Región de las Américas gracias a las campañas nacionales de vacunación que se llevan a cabo en la región para evitar la reintroducción de la enfermedad”, consideró Carla Vizzotti, responsable del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la cartera sanitaria nacional. Sin embargo –advirtió la funcionaria–, “se debe mantener el alerta porque si alguien que no tiene protección adecuada se expone al contagio, puede a su vez contagiar a quienes no están protegidos y desencadenar brotes locales”.

En el continente americano, la enfermedad se encuentra en proceso de eliminación, ya que las coberturas de vacunación son altas respecto de los otros continentes. Durante el 2011 se reportaron en las Américas 1310 casos de sarampión importados o relacionados con importación. La transmisión del virus del sarampión a nuestro continente provino en un 71% de países europeos. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, (OMS), las muy bajas coberturas de vacunación en el continente europeo han producido una gran cantidad de acumulación de casos de esta enfermedad.

El sarampión: qué es y cómo puede prevenirse

Es una enfermedad muy contagiosa de origen viral que se transmite por vía aérea y se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al  hablar, toser o estornudar o bien simplemente por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. El virus puede vivir hasta 2 horas sobre las superficies contaminadas.

Los síntomas iniciales suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección y son fiebre alta; secreción nasal, conjuntivitis y tos; pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla, y erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo.

Las complicaciones pueden ser por el mismo virus o por una sobreinfección bacteriana, e incluyen diarrea intensa, infecciones al oído,  laringotraqueobronquitis (crup), neumonía, meningoencefalitis, convulsiones y ocasionalmente la muerte.

Si bien todos podemos tener sarampión, el virus afecta sobre todo a los niños y los casos más graves se dan en lactantes, menores de 5 años, desnutridos y adultos con inmunodeficiencias. El sarampión tiene una letalidad de entre el 3 y 6 por ciento de los casos.

La enfermedad constituye un riesgo para todas las personas que no han padecido la enfermedad o que no han sido inmunizadas. No hay un tratamiento específico y las medidas preventivas se basan fundamentalmente en la vacunación oportuna de la población susceptible.

La vacuna contra el sarampión es una vacuna elaborada con el virus vivo y atenuado contenido en la vacuna Triple Viral, que también protege contra la rubéola y las paperas. Esta inmunización es obligatoria y debe ser aplicada a los niños  al cumplir el año de vida con un refuerzo al ingreso escolar, según el Calendario Nacional de Vacunación. También se aplica una dosis a los 11 años a aquellos niños que no hubieran recibido las dos dosis correspondientes.

La vacunación antisarampionosa está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación en la vacuna Triple Viral que se aplica a niños en una primera dosis al año de edad y luego en una segunda dosis, en el momento del ingreso escolar a los 6 años.

FUENTE: Ministerio de Turismo de la Nación

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar