Andar a caballo, una propuesta maravillosa.

cabalgar

La Patagonia, en los alrededores de Bariloche, se caracteriza por variar en un área de pocos kilómetros de distancia sus formas y su vegetación. Cada sector se distingue por su paisaje, su flora y fauna típica, y una propuesta realmente asombrosa es descubrir toda esta variedad con un paseo a caballo. Una de las opciones es la de recorrer las llanuras esteparias de alguna estancia con la posibilidad de parar en puntos panorámicos, de cruzarse en el camino con liebres, ciervos, guanacos, o la de observar el vuelo de cóndores y águilas. También podemos descubrir la magia que encierran las pinturas rupestres en los aleros de alguna cueva, y conocer, a través de los relatos del guía, las costumbres de los primeros habitantes del lugar. Todo muy cerca de la ciudad.

Otra posibilidad, como la que ofrece la zona de Pampa Linda al pié del Cerro Tronador, es la de seguir senderos entre montañas, vadeando ríos, cruzando valles o mallines, y descubrir lagos y arroyos que esconden cascadas.

La duración del paseo depende de nuestras ganas y del tiempo que pensemos destinar a la actividad. Desde cabalgatas cortas, ideales para familias con niños, a travesías de varios días que nos pueden llevar hasta algún paraje cordillerano en el sector chileno y que incluyen pernoctes en refugios especiales.

Sonidos de relinchos o de cascos que resuenan en las piedras al cruzar un arroyo, todos nuestros sentidos están conectados con la acción y para nuestra tranquilidad en todo el recorrido nos acompañan guías baqueanos, conocedores del lugar, quienes nos nutren con historias y leyendas a lo largo de los senderos o alrededor de un fogón.

En un alto en el camino nos damos el tiempo para charlar con una pobladora que mate y torta frita de por medio, junto a su cocina y envueltos en aroma a leños, nos contará de su vida en el lugar, de su familia, del uso medicinal que le da a las plantas, o tal vez nos enseñará sus técnicas de tejido en telar que tiene años de tradición. Parte de esta experiencia también incluye conocer la gastronomía local, pudiendo saborear el típico cordero o asado patagónico.

Perfumes silvestres y colores en un paisaje que cambia de acuerdo a la hora, o a la estación en que se realice el paseo. Cabalgar es recuerdo que nos quedará grabado por siempre. Un paseo de medio día, con traslados desde el centro, almuerzo con todo incluido, cabalgata y traslado de regreso, tiene un precio a partir de los 450 pesos.

Entre tantas opciones de excursión es importante que tenga en cuenta al momento de contratar una cabalgata que un prestador de servicios de la ATAP (Asociación de Turismo Activo de Patagonia) como Bastión del Manso, Los Baqueanos, Estancia Peuma Hue, Pampa Linda, Tom Wesley o Cuyín Manzano, es garantía de calidad.
www.barilochepatagonia.info

 

 FUENTE: EMPROTUR – Bariloche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar