Bariloche. Museos con historia, arte y sabores.

Hotel Suizo. San Carlos de Bariloche
Hotel Suizo. San Carlos de Bariloche

De los dinosaurios a Miguel Angel

Cuando llega el calor a Bariloche, es indispensable disfrutar de la naturaleza. Hay mucho por hacer: playas, lagos, rios, montañas, bosques, estepa, caminar, hacer deporte o simplemente contemplar. Pero también siempre es bueno preparar algún plan para cuando llegue la lluvia. No estar desprevenidos. El próximo día de lluvia será el ideal para recorrer uno de los tantos museos de la ciudad. Los hay y son muy buenos para visitar en familia. Algunos de ellos son únicos en el país.

En la ciudad se puede visitar el Museo de la Patagonia, en el Centro Cívico. La vida y el trabajo del Perito Moreno está allí. Y nuestra cultura, orígenes, pasado y lo reciente. Un viaje por Bariloche desde sus principios. es un espacio de ciencias naturales, la prehistoria, etnografía, historia regional y con muestras temporales durante todo el año.

En la costanera, altura calle Sarmiento, sobre el lago, se encuentra el Museo Paleontológico. Un lugar en plena ciudad para descubrir y aprender sobre dinosaurios. Se pueden ver restos fósiles, huesos, garras y réplicas. La enorme mandíbula de tiburón da la bienvenida.

Usted es un aficionado a la pesca? Caminando por la costanera se va a encontrar con el Club de Caza y Pesca. Entre y recorra la pequeña muestra con piezas embalsamadas y cobradas en nuestros lagos. La pieza de mayor interés es una trucha marrón capturada el año 1952 por el socio Eugenio Cavaglia, de 16 kilos.

En el lago Gutierrez, en el ingreso a Villa Los Coihues esta uno de los museos mágicos de la ciudad, el Museo Geológico y Paleontológico «Rosendo Pascual». Es una casa donde el anfitrión personalmente relata las historias más apasionantes de su trabajo. Allí podemos encontrar una de las colecciones de invertebrados más importante de la Patagonia, aves, huesos de dinosaurios y colección de cristales. Son mas de 10 mil piezas. Ideal para ir con toda la familia.

Para el final dos sorpresas. Subir al complejo Cerro Otto es un paseo completo, maravilloso e ideal para disfrutar en cualquier momento. Y en la cumbre, antes de ingresar a la confitería giratoria, se encuentra la Galería de Arte del Cerro Otto. La Galería expone en forma permanente calcos exactos, en tamaño natural, certificados por el gobierno italiano, de las tres obras más importantes de Miguel Angel Buonarroti: El David, La Piedad y El Moisés. Todas ellas idénticas a los originales, realizadas con un 80% polvo de mármol y 20% resina acrílica. También se disfrutan reproducciones fotográficas de bocetos y pinturas y fieles réplicas de sus herramientas.

La otra sorpresa en el kilómetro uno de la avenida Bustillo, el Museo del Chocolate. La historia del producto que mas ha viajado en el mundo desde el descubrimiento de América y que mas paladares ha endulzado en todas las cultura. Desde su origen hasta hoy, el chocolate en el mundo y en Bariloche.

Museos en Bariloche. Lugares para recorrer en cualquier momento, aprender y enriquecer el viaje conociendo cosas nuevas.

FUENTE: EMPROTUR Bariloche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar