Buenos Aires, la reina turística del Plata

Buenos Aires es una de las ciudades más atractivas del mundo, que seduce al visitantea la par de otras capitales internacionales.

La capital de la República Argentina está situada a orillas del Río de la Plata. Destino turístico que cuenta con todos los condimentos que el viajero pueda desear: atractivos naturales, históricos, arquitectónicos, nocturnos, culturales, deportivos, artísticos, comerciales y de entretenimiento. Una ciudad que por muchos años, políticas económicas mediante, no “invitaba” al turismo masivo a que la visitaran y que a partir del 2002 pasó a ser casi una “política de estado”.

Tuvo una primera fundación en 1536, por Don Pedro de Mendoza, con el nombre de la patrona de los navegantes: Nuestra Señora del Buen Ayre. Tras cinco años de existencia, el pequeño caserío desapareció en manos de los aborígenes y del hambre. La segunda fundación fue el 11 de junio de 1580 por Don Juan de Garay como la ciudad de Santísima Trinidad y el Puerto de Santa María de los Buenos Aires. Siglos más tarde fue capital del Virreinato del Río de la Plata. Y ha sido siempre lugar de acogida de las distintas oleadas inmigratorias que enriquecieron la cultura, tradiciones, y el espíritu rioplatense: italianos, gallegos, alemanes, judíos, árabes… con sus virtudes y con sus defectos han traído a estas tierras la arcilla con la que el tiempo modeló el ser porteño.

La ciudad nos  relata su historia a través de sus monumentos y edificios: tomó en su construcción edilicia ideas de la arquitectura europea; tiene cafés notables que rememoran la Ciudad y sus habitantes de los años dorados que conviven con otros de estilo vanguardista; el tradicional barrio de La Boca con su colorido y sus conventillos que se contraponen a pocas calles con Puerto Madero, una síntesis de modernidad tal vez en el otro extremo del estilo de vida.

Buenos Aires es el tango, el fútbol, Gardel, Messi y Maradona, el Obelisco, el bife y y el asado criollo, la vanguardia y la tradición, todo eso junto. Pero también es mucho más que estos íconos. Es una metrópoli con diversas alternativas para conocer, disfrutar, descubrir, para experimentar… Buenos Aires es una ciudad que fascina.

 En automóvil se llega por

Desde Mar del Plata: RN 2
Desde las Provincias de Salta, Jujuy, Tucumán: RN 9, RN 34 y RN 9
Desde las Provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos: RN 12 y RN 9
Desde la Provincia de Córdoba: RN 9 ó RN 36, y RN 8
Desde las Provincias de Mendoza y San Luis: RN 7
Desde la Patagonia Andina: RN 40, RN 258, RN 237, RN 22 y RN 3 (por Bahía Blanca) RN 40, RN 258, RN 237, RN 22, RN 151, RP 20 (La Pampa), RN 143, RN 152, RN 35 y RN 5 (por Santa Rosa)
Desde la Patagonia Atlántica: RN 3

Como se llega en ómnibus

Son numerosas las empresas de ómnibus que llegan a la Terminal de Retiro como a otras de los alrededores de la ciudad. Estas son algunas de ellas:

Andesmar, Atahualpa, Basa-Costera Criolla, CATA, Cacorba, Chevallier, Via TAC, Don Otto, El Condor, El Pingüino, El Pulqui, El Rápido Argentino, El Rápido Internacional, El Valle, Empresa Argentina, Albus, Rio Paraná-Tandil, Expreso Alberino, Rio Paraná, Expreso Singer, Expreso Tigre Iguazú, Flecha Bus, General Urquiza, Ko Ko, La Veloz del Norte, Mercobus, Plusmar, Rio Uruguay, Sierras de Cordoba, Tata Rápido, Tony Tur, Crucero del Norte, Via Bariloche, Grupo Plaza, Tus, Zenit

En avión

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con dos principales aeropuertos: el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza) y el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.

Los vuelos internacionales arriban al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. Es el más importante de Argentina y uno de los más transitados de América del Sur. Está ubicado a 35 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Buenos Aires, en la localidad de Ezeiza, se accede por medio de autobuses, taxis, remises, empresas privadas de transfers. La duración del trayecto es de 45 minutos aproximadamente. También puede realizarse en transporte público de pasajeros: el colectivo número 8 conecta el Aeropuerto de Ezeiza con centro de la ciudad.

Cuenta con tres terminales aéreas: Terminal A: Es utilizada por casi todas las aerolíneas internacionales que operan en este aeropuerto y para las llegadas y partidas de los vuelos internacionales; Terminal B: utilizada para los arribos de vuelos internacionaldes de Aerolíneas Argentinas; Terminal C (inaugurada el 9 de Julio de 2011): aquí opera Aerolíneas Argentinas sus vuelos de cabotaje e internacionales. Además cuenta con una Terminal de Cargas (TCA).

Hay mostradores de rentadoras de autos, sectores vip, servicio de telefonía móvil, teléfonos públicos, internet wi fi, gastronomía, tiendas de compra (artesanías, quioscos, servicio de cambio de divisas, puestos de diarios y revistas, farmacias, Información Turística, free shops,  estacionamiento con varios niveles.

El Aeropuerto Jorge Newbery o Aeroparque Metropolitano es la terminal aérea de cabotaje más importante del país. También cuenta con vuelos a países limítrofes de varias compañías de aviación. Está ubicado en la ciudad de Buenos Aires junto a la Costanera Norte frente al Río de la Plata, a 3 kilómetros del microcentro. Se llega por medio de autobuses, taxis, remises. La duración del trayecto es de 15 minutos al centro financiero de la ciudad.

Tiene servicio de cambio de divisas, mostradores de alquiler de autos, oficina de correo, sectores vip, servicio de telefonía móvil, teléfonos públicos, sala de reuniones, internet wi fi, gastronomía, tiendas de compra (artesanías, quioscos, puestos de diarios y revistas, farmacias, información turística, free shops, estacionamiento.

Sitios de Interés

Plaza de Mayo

Es el punto de partida para un recorrido por la ciudad y sus lugares históricos. La Plaza de Mayo fue el epicentro de los acontecimientos más importantes de la historia Argentina: allí se sucedieron la Revolución de Mayo de 1810, la jura pública de la Constitución en 1860, fue el lugar de la Concentración Peronista de 1945 y años posteriores (“la Plaza de Perón»), cada jueves desde hace muchos las Madres de Plaza de Mayo se reúnen para recordar a sus hijos desaparecidos durante la dictadura militar, la crisis del año 2001, lugar de reunión por reclamos sindicales y actos políticos. Es el gran «termómetro» del país, en donde se miden las derrotas y los triunfos políticos y gubernamentales, como un escenario natural donde los argentinos se reúnen para expresar sus voluntades.

Desde la primera Plaza Mayor de la época de la fundación de Don Juan de Garay, con el paso del tiempo este espacio ha sufrido algunas transformaciones, hasta encontrarla como la conocemos hoy. Existen en la Plaza monumentos con un destacado valor histórico: La Pirámide de Mayo (en el centro, erigida en 1811, fue el primer monumento patriótico que tuvo el país conmemorando los sucesos de 1810),  y la estatua ecuestre de Manuel Belgrano, frente a la Casa de Gobierno.

En los alrededores se encuentran edificios históricos importantes como el Cabildo (principal Institución de la ciudad en época colonial), la Catedral Metropolitana, el Banco Nación y el Palacio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Casa Rosada

Está localizada frente a la Plaza de Mayo y es la sede de la Presidencia de la Nación desde 1882. Comenzó siendo un fuerte, luego edificio para la aduana, sede del Correo, y casa de Gobernadores. El edificio actual está formado por el antiguo Correo unido al pequeño edificio de gobierno mediante un gran arco central, obra del arquitecto italiano Francisco Tamburini, dando lugar a una bella construcción aunque asimétrica. Debe su  nombre al color de sus paredes, mezcla de cal, sangre y sebos bovinos. Si bien la entrada principal de la Casa Rosada es sobre la Av. Rivadavia (por donde ingresa en Presidente y otras personalidades), es en Balcarce 50 donde se encuentra la fachada con el inconfundible balcón presidencial. Tiene referencias históricas, más allá de su importancia institucional y el paso de todos los Presidentes (democráticos o de facto), porque en esos balcones Evita y Perón brindaban proclamas al pueblo, los militares “informaban” el transcurso de la guerra de Malvinas y, en época más reciente, el Presidente Alfonsín proclamaba “la casa está en orden”, indicando que se mantenía la democracia en Argentina.

Pueden visitarse el Museo de la Casa de Gobierno, con entrada en Hipólito Yrigoyen 219, en las históricas galerías que formaban parte de la Aduana Taylor y del Fuerte de la ciudad, del siglo XVIII. A espaldas de la Casa de Gobierno se encuentra el Monumento a Cristóbal Colón, esculpido en mármol de Carrara y obsequiado por la comunidad italiana con motivo del Centenario de la Revolución de Mayo. Frente a Av. Rivadavia se encuentra la Plazoleta 11 de junio de 1580 con una estatua de bronce de Juan de Garay y detrás crece un roble retoño del árbol de Guernica, plantado por la comunidad vasca en 1919.

Cabildo de Buenos Aires

Fue la sede de la autoridad máxima desde 1580 hasta 1821. De los tres edificios fundacionales que previó Garay (Fuerte, Cabildo y Catedral) es el único que se mantiene aún conparte de la estructura original, siendo el referente histórico de la independencia.  En su museo se conservan elementos artísticos, reliquias y mobiliarios de esas épocas. Se recomienda visitar sus distintos recintos: Salón Recibidor, Sala de Arte Religioso, Sala de las Invasiones, Sala de Mayo y de la Independencia, Sala Capitular, calabozos, y el patio con un aljibe que es originario de la casa de Manuel Belgrano. Es muy intersante ver con los uniformes de época a los soldados del Regimiento de Patricios, el más antiguo del país, custodiando este Monumento Histórico Nacional.

Catedral Metropolitana

Del pequeño rancho de adobe original de 1593 nada ha quedado. El edificio a tenido ocho intervenciones, ya sea por la precariedad de los materiales utilizados inicialmente, o por derrumbes y demoliciones posteriores, dando lugar a una iglesia que reune varios elementos y estilos arquitectónicos. La obra encargada al arquitecto jesuita Antonio Masella proyectó los planos del templo que en 1791 fuera bendecido como Catedral de Buenos Aires, aunque no contaba aún con la fachada ni las torres (que finalmente nunca se levantaron). El pórtico con la columnata neoclásica diseñada por los arquitectos franceses Próspero Catelin y PedroBenoit (1822-1827). El frontón fue obra de Joseph Dubourdieu (1863) y representa «El encuentro de Jacob con su hijo José en tierras de Egipto«. El interior de la iglesia (de nave central con dos naves laterales y capillas) está decorado al estilo barroco (con estuco, dorado a la hoja)  como también la cúpula central cubierta con azulejos Pas-de-Calais. El retablo dorado del Altar Mayor fue realizado por uno de los mejores tallistas de la época colonial, Isidro Lorea. En una de las capillas laterales se encuentra, siempre custodiado por soldados del Regimiento de Granaderos, el Mausoleo del General Don José de San Martín, el Libertador de América y Padre de la Patria. Obra del francés Carrer Belleuse en 1880, es una imponente obra de mármol donde tres esculturas representan a la Argentina, Chile y Perú: los tres países que el Gran Capitán liberó. Junto al Libertador se encuentran también los restos de los generales Juan Gregorio Las Heras y Tomás Guido y los del Soldado Desconocido de la Independencia.

Avenida de Mayo

Es una avenida que tuvo imagen de opulencia barroca de otras épocas con edificios emblemáticos a lo largo de todo su recorrido como el Edificio del Diario «La Prensa» actual Casa de la Cultura porteña (con su bello reloj); el Café Tortoni (uno de los cafés emblemáticos y notables de la ciudad, lugar de reunión de escritores, artistas, poetas, músicos, tanto nacionales como extranjeros); Palacio Vera (con influencia art noveau francés); Hotel Chile (construido por el arquitecto Luis Dubois, de estilo art nouveau);  el edificio del antiguo Hotel Majestic (donde se alojaron personalidades como el bailarín Nijinsky, o el arquitecto francés Le Corbusier, entre otros); Hotel Castelar (por donde han transitado personalidades notables como Federico García Lorca, Oliverio Girondo, Alfonsina Storni; fue el primer hotel en incluir baños turcos en sus instalaciones); el Edificio y Pasaje Barolo (de formas sinuosas, opulentas y originales que causaron sensación cuando fue inaugurado en 1923 por ser el edificio más alto durante 13 años).

Manzana de las Luces a San Telmo

Es un recorrido hacia el sur del centro financiero de la ciudad, en el que se pueden divisar muchos edificios de valor histórico, conocida como la «ciudad vieja» que incluye la Manzana de las Luces,  iglesias tradicionales y casas bajas del Barrio Sur. Es recomendable hacerlo a pie, para descubrir a cada paso la magia de esta parte de la ciudad. La jesuita Manzana de las Luces estaba integrada por la Iglesia de San Ignacio (el templo más antiguo de Buenos Aires), el antiguo Colegio de San Ignacio actual Colegio Nacional Buenos Aires (donde han egresado ilustres personalidades argentinas) y  la Procuraduría de las Misiones. En este reducto histórico se han dado lugar otras instalaciones:  la Sala de Representantes, la primera imprenta de Buenos Aires, la Biblioteca Pública, el Archivo General, la primera sede de la Universidad de Buenos Aires, y los túneles,  importante obra de ingeniería de los jesuitas. Una recomendada visita al pasado. El ingreso se hacer por la calle Perú 272.

Continuar el paseo por la  calle Alsina pasando por la Farmacia La Estrella, Museo de la Ciudad, la casa Altos de Altolaguirre (Defensa 183, la primera edificación de dos plantas de Buenos Aires,  Convento e Iglesia de San Francisco y Capilla San Roque (Alsina y Defensa), la Basílica del Santo Rosario y el Convento de Santo Domingo  con el Mausoleo del General Manuel Belgrano (Av. Belgrano y Defensa). El segundo tramo del recorrido es en el barrio de San Telmo, una zona con sus características antiguas, calles empedradas, ferias artesanales y negocios de antigüedades. La primera Casa de la Moneda actual Sede del Archivo del Ejército (Balcarce 677);  la casona de xiglo XVIII donde vivió el Virrey Santiago de Liniers (Venezuela 469);  la Iglesia Dinamarquesa (Carlos Calvo 257); la Casa Mínima (pasaje San Lorenzo 380), la galería de la calle San Lorenzo 317 es un ejemplo de tipo de construcción porteña de la época: patios con habitaciones a su alrededor;  El Viejo Almacén, casa de tango, en el edificio donde funcionó el primer Hospital Británico porteño (Balcarce e Independencia); Casa y  atelier del pintor Juan Carlos Castagnino (Balcarce 1016), el Mercado de San Telmo, uno de los pocos mercados porteños que aún funcionan; la Iglesia de San Pedro Telmo, (Humberto Iº 340); la Plaza Dorrego donde cada domingo se realiza la Feria de Antigüedades más importante de la ciudad; el Pasaje de la Defensa (Defensa 1179); el Museo de Arte Moderno (Defensa 1600); el Monumento Canto al Trabajo de Rogelio Yrurtia; el Parque Lezama (algunos historiadores afirman que aquí se produjo la primera fundación de la ciudad); la Iglesia Ortodoxa Rusa, la primera de Sudamérica, de con altares multicolores de singular belleza (Brasil 315). Completan la fisonomía de San Telmo algunos ejemplos de la arquitectura de aquel entonces: esquinas sin ochava, rejas coloniales, puertas cancel, añosos aljibes, casas chorizos y conventillos característicos de esta parte de la ciudad de Buenos Aires.

Congreso de la Nación 

Esta construcción sorprendente es obra del arquitecto italiano Vittorio Meano que fue inaugurado por el Presidente Figueroa Alcorta en 1906. Fue finalizado por el belga Julio Dormal. En su diseño arquitectónico ecléctico se combinan el academicismo con influencias grecorromanas.  Remata el edificio una imponente cúpula recubierta en cobre de 20 metros de díametro. La cuadriga de bronce de la parte superior del edificio es obra del escultor italiano Victor de Pol: simboliza la República triunfante, representada por la Victoria alada que conduce un carro tirado por cuatro caballos

Por sus salas, pasillos y espacios ha pasado la historia y la memoria del país desde el punto de vista institucional. En su interior se encuentran los recintos de sesiones de la Cámara de Diputados y del Senado. El Salón de Pasos Perdidos, antesala del recinto de diputados, posee dos importantes obras pictóricas: Los «Constituyentes del 53», obra del pintor argentino Antonio Alice, y «El presidente Roca inaugura el Período Ordinario de 1886», del pintor uruguayo Juan Manuel Blanes.

En el Salón Azul se puede apreciar el interior de la imponente cúpula de la que pende una magnífica araña de cristal de Baccarat y bronce, de gran simbología. Se encuentra también el Salón de Lectura de la Biblioteca con boisserie de nogal italiano y pisos de roble de Eslavonia. Aquí hay obsequios que la corona española representada por la Infanta Isabel de Borbón hizo a la Nación con motivo de los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo: gobelinos franceses que adornan sus paredes y un reloj de pie de bronce y madera.

Obelisco

Es el símbolo que identifica a Buenos Aires visualmente, establecido en la Plaza de la República, en la intersección de las avenidas Corrientes, Diagonal Norte y 9 de Julio, en el solar donde se encontraba la primera Iglesia San Nicolás de Bari. El obelisco tiene 67 metros de altura y fue realizado por el arquitecto tucumano Alberto Prebisch en 1936. Por dentro es una estructura hueca de hormigón con una escalera recta de hierro de 206 peldaños. Conmemora el IV Centenario de la Primera Fundación de Buenos Aires. Por fuera tiene inscripciones referidas a las fundaciones de la ciudad de 1536 y 1580, a la nominación como Capital Federal en 1880 y a la primera vez que se izó allí la bandera nacional.

Calle Florida

Fue calle peatonal a partir de 1968 y desde allí se transformó en un paseo ícono de los turistas que llegaban a Buenos Aires. Una arteria con todas las alternativas comerciales (gastronomía, hospedaje, negocios de todo tipo, fundamentalmente dirigidas al viajero) que en décadas anteriores tuvo más brillo que en la actualidad aunque se encuentraen franco proceso de mejora.

Florida fue testigo de numerosos sucesos históricos que se dieron en “sus baldosas”: En una tertulia en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson se escuchó por primera vez el Himno Nacional; se concretó la primera comunicación telefónica; se instaló el primer ascensor a vapor; se realizaron las primeras exposiciones rurales. Otros edificios distintivos de Calle Florida: el Kavanagh (el primer rascacielos porteño, de 1934, fue el más alto de Sudamérica); el Plaza Hotel; antiguas tiendas Harrods (hermoso edificio en proyecto de recuperación); Círculo Naval (en la esquina con Av. Córdoba); Galerías Pacífico (Monumento Histórico Nacional, tiene en su cúpula central murales de los artistas Castagnino, Spilimbergo, Berni, Colmeiro y Urruchúa. Es actualmente un centro comercial, alberga también al Centro Cultural Borges y a la Escuela de Danza Clásica y Comedia Musical del bailarín Julio Bocca); ex sede del Diario La Nación (Florida 343, edificio de hermosa fachada neocolonial americanista, obra del arquitecto Estanislao Pirovano. Actualmente ocupado por las tiendas Falabella); Casa Gótica (en Florida y Avenida Corrientes); ex Banco de Boston (en la intersección con Diagonal Norte, edificio inspirado en el Hospital de la Santa Cruz de Toledo); Monumento a Roque Saenz Peña (obra del argentino José Fioravanti, en homenaje al presidente que promulgó la Ley electoral instaurando en Argentina el voto universal, secreto y obligatorio).

Teatro Colón

Diseñado por el arquitecto italiano Francisco Tamburini, continuado por Víctor Meano y luego por Julio Dormal. La acústica de su sala hace que muchos cantantes de renombre internacional lo consideren el mejor teatro del mundo. Actualmente se encuentra en proceso de restauración y remodelación. Se realizan visitas guiadas visitando los distintos salones, el museo, los talleres de escenografía, sastrería, etc. Un teatro de singular belleza y pleno de historias fascinantes.

La Boca y Caminito

Barrio de inmigrantes, fundamentalmente italianos y en menor medida griegos, polacos, turcos, de casas sencillas y conventillos con fachadas exteriores pintadas de varios colores, calles adoquinadas y lugares atractivos para el turista como Caminito y el Estadio de Boca Juniors, «la Bombonera«. Caminito es una calle peatonal pintoresca de 100 metros, sin puertas, solo algunas ventanas o balcones con ropa colgada. Aquí artistas y pintores exhiben sus obras, generalmente de temática portuaria y del barrio. Otros lugares para conocer son Vuelta de Rocha lugar que inspiró a muchos artistas, Museo de Bellas Artes de La Boca (Avenida Pedro de Mendoza 1835, con obras de Benito Quinquela Martín, Fortunto Lacámera, Carlos Castagnino, Lino Spilimgergo, entre otros); el Teatro de la Ribera; la Casa Amarilla (réplica de la residencia del creador de la flota naval argentina, Almirante Brown) y zona aledaña donde entrenan los jugadores  del Club Boca Juniors.

Barrio de Palermo

Es la zona más arbolada de la ciudad y uno de los barrios de mayor extensión. El lugar más elegido para los paseos familiares de fin de semana, recorriendo el Rosedal con el lago, el zoológico, el Patio Andaluz, el Botánico, el Planetario.

También es zona de museos, embajadas y edificios señoriales de estilo neoclasico francés. Desde hace unos años, ha crecido exponencialmente una zona que antes era denominada Palermo Viejo. Hoy está dividida en dos por la avenida Juan B. Justo: Palermo Soho y Palermo Hollywood. La primera se llama así porque están establecidos allí muchos locales comerciales de indumentaria, diseño, gastronomía, todo con un estilo vanguardista, cercanos a Plaza Serrano. El segundo se denomina de esa forma  porque en la zona hay numerosas productoras y canales de televisión.

Los lugares que se pueden visitar en Palermo son: Barrio Parque, Palacio Alcorta (con lofts de lujo y el Museo Tecnológico Renault), Museo de Arte PopularJosé Hernández, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA),  Parque Tres de Febrero (los bosques de Palermo, el pulmón verde de la ciudad), Jardín Japonés, Paseo de la Infanta, el Jardín Zoológico, Hipódromo Argentino, Campo  Argentino de Polo, Predio Ferial de la Sociedad Rural, Las Cañitas (zona de restaurantes y bares). 

Barrio de Recoleta                

Una exclusiva zona en la que se confunden edificios históricos, construcciones señoriales con trazos europeos, recomendados restaurantes, discos y pubs. Es uno de los barrios más distinguidos de la ciudad. Uno de los lugares para recorrer es Plaza Francia con la feria de artesanías que funciona todos los fines de semana y artistas callejeros que comparten su arte, disfrutar un café en el bar La Biela o caminar por Avenida Alvear (con sus distinguidas tiendas de marcas internacionales), Quintana, Las Heras,  Callao, Guido, Posadas. Disfrutar de lugares como el Palacio Duhau, la Biblioteca Nacional, el Museo Nacional de Bellas Artes con obras que abarcan todas las etapas del arte occidental, y un área dedicada al arte argentino); el Palais de Glace; el Centro Cultural Recoleta (fue el antiguo convento de monjes recoletos, hospital, cárcel, hogar de ancianos; recomendamos ingresar y recorrer sus salas de exposiciones); el centro de diseño y decoración Buenos Aires Design, la Iglesia del Pilar (Monumento Histórico Nacional); el Cementerio de la Recoleta (el már aristocrático de la ciudad, con mausoleos, cenotafios y esculturas de diversos estilos) donde descansan los restos de personalidades de nuestro país, entre ellos: Facundo Quiroga, Almirante Guillermo Brown, Eva Perón (en el Mausoleo de la Familia Duarte), Domingo Faustino Sarmiento.,

Puerto Madero

El antiguo Puerto de Buenos Aires mutó, hace pocos años, en un barrio residencial y comercial que está ubicado entre el centro financiero y la Costanera Sur. Tiene numerosas alternativas gastronómicas, comercios diversos, hoteles lujosos, sede de empresas renombradas, museos, un yacht club y la particularidad que los nombres de las calles pertenecen a mujeres que se caracterizaron por ser emprendedoras y dejaron un recuerdo en la sociedad. Puerto Madero imprimió en la ciudad una estética totalmente nueva y vanguardista.

Eventos

Febrero: Buenos Aires Festival de Tango

Abril: Festival de Cine Independiente

Junio: ArteBA – Feria de Arte Contemporáneo

Julio: Exposición Ganadera en la Sociedad Rural

Septiembre: Expomueble – Salón Internacional del Mueble

Noviembre: Torneo Abierto de Polo

Noviembre: FIT – Feria Internacional de Turismo de América Latina

Datos útiles

Gastronomía:

Además de la tradición que es llegar a Buenos Aires y saborear un jugoso bife de chorizo, la «Reina del Plata” tiene una muy amplia oferta gastronómica en la ciudad, para todos los paladares y presupuestos.

Cocina internacional, regional, de países o zonas del mundo (italiana, española, francesa, japonesa, china, tailandesa), comida rápida, son las alternativas y hasta existe zonas gastronómicas donde convergen restaurantes y parrillas. Centro de la Ciudad, Av. De Mayo, Puerto Madero, Costanera Norte, San Telmo, Palermo, Las Cañitas, barrios de Belgrano (Barrio Chino) y Monserrat (cocina Española), entre otros.

Algunos restaurantes reconocidos son: La Estancia, La Parolaccia, El Desnivel, Siga la Vaca, El Globo, Novecento, Las Cuartetas, Lola, Club Español, Guerrin, Pippo, Green Bamboo. 

Vida nocturna:

Buenos Aires ofrece una infinidad de alternativas de salidas nocturnas para todos gustos, es uno de los mayores atractivos que tiene la “ciudad que nunca duerme”.

Se puede bailar toda la noche en numerosas discos y pubs, entre ellos: Pacha, Crobar, Bahrein, Brook, Esperanto, Ink, The Roxy, La City, Museum, entre otros. Hay pubs para pasarla bien con amigos  tomando unos tragos: Down Town Matías, La Cigale, Gibraltar, Kilkenny, La Biela y más. Lugares para escuchar tango y música en vivo: Café Tortoni (uno de los más tradicionales de Buenos Aires), La Trastienda, Clásica y Moderna, Bar Seedon, Notorius, Boca Tango, La Ventana, Complejo Tango.

Es muy amplia la agenda cultural que brinda la ciudad: numerosas obras de teatro de todos los géneros, de circuito comercial, artístico y off, en la avenida Corrientes y aledaños y en otros zonas. Los más tradicionales son el Teatro Colón, General San Martín, Cines, recitales de música, museos (Bellas Artes, Malba, Arte Moderno, Quinquela Martín), espectáculos de tango y todo tipo de expresión artística.

Información Complementaria

Tigre

Se encuentra a 32 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Es la “cuna” del Remo Argentino y en su infinidad del delta del Río Paraná se ofrecen numerosas atractivos para el turista nacional e internacional. Es muy rico en flora y fauna, tiene lugares inexplorados y continuamente se están estableciendo nuevos emprendimientos para el turismo. Los lugares para recorrer son el Puerto de Frutos, La Estación Fluvial, el Paseo Victorica, las Islas del Delta (pueden recorrerse en las lanchas colectivo) por el Rio Paraná de las Palmas, el Río Luján, el Río Sarmiento y el Río Carapachay, el Tren de la Costa, Consejo Deliberante y Centro Cultural Municipal, Nordelta, Parque de la Costa, Casino Trilenium.

San Isidro:

Barrio residencial, con grandes arboledas en donde predomina la tranquilidad, con casas de estilos diversos (normando, francés, colonial) en su mayoría con jardines. Zona aledaña al río y de mucha actividad deportiva (náutica, rugby, golf) y movida nocturna. Los lugares para conocer y recorrer son: la Catedral de San Isidro Labrador, el Club Atletico San Isidro, Tren de la Costa, Hipódromo de San Isidro, Plaza Mitre, Quinta y Museo Pueyrredón.

San Antonio de Areco

Es una de las poblaciones más antiguas de la época de las postas y fortines de la provincia de Buenos Aires, una zona pujante con aires de tradición gauchesca dedicada a la actividad agrícola ganadera. Ciudad de casas coloniales, de veredas angostas, llenas de historia. Está ubicada a 110 kilómetros de Capital Federal, con buenas vías de acceso. En San Antonio de Areco existen locales con artículos regionales, talabartería, platería, pulperías, lugares de recreación y gastronomía de la zona. Es aquí donde se realiza cada 10 de noviembre la Fiesta de la Tradición. Pago del escritor Ricardo Güiraldes (el autor de Don Segundo Sombra), se recomienda visitar el Museo Gauchesco que lleva su nombre con la Pulpería La Blanqueada, la Posta El Tropezón (originalmente posta de carretas, hoy restaurante), la Quinta Guerrico, la Iglesia Parroquial San Antonio de Padua, la Plaza Arellano, la casa de los Martinez, la antigua Municipalidad. En esta zona hay varias estancias abiertas al turismo donde se llevan a cabo días de campo o Fiesta Gaucha: una excursión que combina la vida campestre con demostración de destreza criolla ecuestre (desfile de jinetes, carreras de sortija), música y baile regional y la degustación del típico asado argentino.

Luján

Es una villa para hacer turismo por un día en el marco de una ciudad referente del sentimiento religioso. Es el principal centro de peregrinación de fieles católicos argentinos, que concurren a la Basílica de la Virgen de Luján, para venerar a la Patrona de Argentina, de arquitectura neogótica. La ciudad cuenta con riqueza cultural e histórica porque acuna testimonios del pasado nacional. En una visita a Lujan se puede conocer el zoológico, el Museo del Transporte, el Museo Histórico Colonial conformado por el Cabildo de la Villa de Luján (Monumento Histórico Nacional) y la Casa del Virrey (donde se recluyó el Virrey Sobremonte al retirarse de Buenos Aires con motivo de las invasiones inlgesas de 1806), Museo Municipal de Bellas Artes, plazas Belgrano y Colón, hacer paseos por la ribera del Rio Luján.

Escobar                

Está localizada a 50 kilómetros de Capital Federal con buenas rutas para llegar. Una zona de vida tranquila con bellezas naturales, con alternativas para mini turismo. En la zona está Temaiken, un bioparque temático con numerosa cantidad de especies animales de nivel internacional. Otros lugares para conocer en Escobar pueden ser: el Jardín Japonés, Barrio Parque El Cazador, la Granja Munchis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar