Siguen creciendo las poblaciones de mamíferos reintroducidos en el Iberá

Este año se cumple el quinto aniversario de la liberación de los primeros osos hormigueros reintroducidos en el Iberá: Ivoty Porá y Preto, y, con la perspectiva de estos años y las novedades de los últimos meses podemos mirar con satisfacción con el camino recorrido.

Una noticia especialmente auspiciosa y simbólica fue la comprobación de que Ivoty había tenido su cuarta cría en cinco años de vida libre. Esta osa, de unos siete años de edad, volvió a posar sucesivamente para nuestras cámaras trampa mostrando un bebé oso sobre su espalda.

Y tenemos más buenas noticias. Durante los últimos meses, por primera vez, se logró capturar y marcar con radiocollares tres crías de osos nacidas en vida silvestre. El primero fue Capo, un machito hijo de Bomba, pero que se quitó su transmisor a los pocos días de colocárselo y al ya haberse separado de la madre no lo pudimos recapturar. Afortunadamente en las semanas posteriores logramos capturar y marcar a Coco (hijo de Tota) y Cunumí (hija de Formoseña). Ambas crías están sanas y con sus madres, y a partir de ahora podremos seguir su proceso de independencia y crecimiento. Las capturas se aprovecharon también para realizar ecografías in situ de las madres y pudimos comprobar que Formoseña estaba de nuevo embarazada aún llevando a su cría en la espalda. La semana pasada se liberaron además dos hembras juveniles nuevas, Renata y Candela, que fueron criadas por miembros del proyecto desde su infancia.

Con estas novedades la población restaurada de osos asciende a unos 25-27 ejemplares, de los cuales 8 han nacido de madres reintroducidas en el Iberá. En paralelo, casi tres meses después de la última campaña de traslocación en la reserva San Alonso (ver boletín informativo de este proyecto en www.proyectoibera.org/especiesamenazadas_venado_boletines.htm), la población de venados sigue aumentando. En la última semana se verificó el nacimiento de una nueva cría de una de las primeras hembras liberadas en esa reserva en 2009 y con este la población restaurada de venados de las pampas consta actualmente de 22 ejemplares, ocho de los cuales han nacido en su nuevo hogar dentro del Iberá.

Con todos estos nacimientos, esperamos en el 2012 tener el mejor año en lo que se refiere a la reproducción tanto de osos hormigueros como venados.

FUENTE: Boletín de los Esteros del Iberá

Por Ignacio Jiménez Pérez, Coordinador Programa Restauración Fauna Amenazada

Foto: Karina Spoering

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar