Pescar tiburones, mucha diversión con muchos dientes

Original Size:	8.0 x 5.4

Una batalla pareciera desatarse cuando los aficionados a la pesca de tiburones intentan atrapar a los depredadores más feroces del mar , al suroeste de Florida.  Los formas que se aplican para  atrapar uno de ellos son miles:  Soltar a la deriva cortes de cebo en las orillas de marismas de vegetación profunda, tirar aparejos líderes de acero al oleaje tibio, divisar la presa y lanzarle señuelos artificiales… hay muchas maneras de capturar los tiburones toro, limón, aleta negra y tigre que surcan las aguas del lugar.

Los amantes a la pesca de tiburones  manifiestan que es una sensación increíble pero como todo, hay que saber muy bien lo que se hace. Toda persona que tenga una licencia de pescar en agua salada de Florida puede intentarlo, pero el éxito y la seguridad dependen de varios factores.

Uno de ellos es encontrar el pez: Las marismas a orillas de canales navegables, las orillas herbosas profundas de bahías y puertos, incluso las olas: los tiburones costeros prefieren las zonas que les permiten perseguir a su presa y volver rápidamente a las aguas profundas.

El mejor cebo:  aunque no sea lo más agradable,  los cebos ensangrentados y aceitosos tienen mayor probabilidad de estimular el refinado olfato del tiburón.  Si se trata de  tiburones más grandes, las opciones son trozos de bonito, macarela, barracuda o un sábalo atlántico grande .

Cómo ayudarlos para  que piquen: Los tiburones localizarán su cebo apenas hayan logrado fijar el olor, pero se puede acelerar el proceso y atraerlos de lejos creando un rastro de olor. Lo básico es colgar de una abrazadera de la embarcación un bloque de carnada en una bolsa de malla. Las olas y el agua tibia derretirán el bloque de carnada, y se esparcirán los aceites y los pedacitos molidos de pescado. Tirar cortes frescos de sardina  corriente abajo y colgar del montante rebanadas de bonito o esqueletos de barracuda refuerza los efectos de la carnada.

Cebos artificiales: Los tiburones que comen agresivamente, o a los que les estimule su cuerda de carnada, a menudo intentan morder señuelos en movimiento a poca profundidad,  cebos de plástico blandos y moscas que asemejan peces. Lo más difícil es lograr que se fijen en el impostor, por lo que deberá llevarle  aproximadamente un metro  de delantera a su objetivo, arrojar el sedal hacia el tiburón y rápidamente pasarle el señuelo justo por la cara para que reaccione mordiéndolo.

Llevar aparejos adecuados: Desde los tiburones jóvenes hasta los  dos metros y medio terminarán llevando  sus aparejos. Con cables trenzados números 3 a 5 podrá controlar tiburones pequeños, pero los pescadores que van tras los grandes utilizan líderes de acero trenzado especiales.

Manipular con precaución: El armazón cartilaginoso del tiburón le da una flexibilidad extrema, y hasta los muy grandes puede voltearse y morderse la cola. Nunca debe subestimar la fuerza ni la resistencia de un tiburón. Siempre controle ambos extremos del pez y enfréntese a los tiburones grandes en equipo: alguien que batalle contra el pez, al menos otro que lo monte en la embarcación o lo haga varar, y otro que le quite el anzuelo o corte el líder.

Liberar con prudencia: Los tiburones pequeños se dominan fácilmente y, por tanto, se reaniman completamente una vez liberados. Los tiburones más grandes dan mucha más pelea, por lo que deberá apoyar su captura a un costado de la embarcación sujetándola por la cola y la punta de la aleta dorsal hasta que el pez tenga la fuerza suficiente para alejarse nadando en perfecto estado. El aficionado se dará cuenta cuando el tiburón esté listo, y bastará con soltarlo para protegerse los dedos de cualquier sentimiento que provoque la despedida.

FUENTE: VISIT FLORIDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar