Chequia – el paraíso de esquí de fondo

 

En la República Checa hay más de 300 pistas de esquí de fondo que suponen más de 3000 kilómetros de rutas de esquí de fondo bajo el mantenimiento a máquina.

Podrás elegir entre varios niveles. Las rutas fáciles deberían ser dominadas sin difucultades por los principiantes o los padres con hijos. Las medianas van destinadas a esquiadores que ya tienen alguna experiencia previa y aparte de la diversión buscan también el desafío. Y, por último, las rutas difíciles contienen partes muy complicadas por lo cual convienen a los expertos con los esquís bien encerados.

La cordillera de Šumava

La mayoría de las rutas se encuentra bien escondida en los bosques, sólo a veces te permiten salir y disfrutar de maravillosas vistas al paisaje. La naturaleza virgen en las proximidades de los parques nacionales da la impresión como si proviniera de un cuento de hadas invernal. Lo mejor de Šumava en esquí de fondo lo vivirás en Kvilda o en su alrededor donde hay más de 50 km de pistas de esquí de fondo mantenidas que además pasan por los lugares más conocidos y te llevarán por ejemplo también los orígenes del río Moldava.

Las montañas de Krkonoše

Las montañas más altas de la República Checa las visitan sobre todo los amantes de las rutas de cresta para disfrutar de bonitas vistas, buenas pistas y ante todo un trasfondo ideal. Una ruta muy hermosa de San Pedro (en checo Sv. Petr) a Špindlerův mlýn proporciona un recorrido casi entero de bajada. De los 13 km en total hay sólo uno de subida. También te gustará otra ruta de 17 km de Špindlerovka a Labské pláně, ya que todo su recorrido se encuentra en la crespa y el último tercio de la ruta desde Vrbatova bouda es solamente bajada ya.

Las montañas de Krušné hory

Ofrecen una cantidad de pistas bien mantenidas, por lo general de media dificultad. La ruta llamada Krušnohorská magistrála de 242 km, que te llevará por las crestas de Krušné hory, empieza en el embalse Skalka u Chebu y lleva hasta la ciudad de Děčín. Si se puede coger esta ruta lo determinan las condiciones de la nieve y las posibilidades del mantenimiento técnico de las pistas. Las pistas mantenidas se hallan generalmente sólo en las áreas de esquí más atractivas, fuera de ellas encontrarás tan sólo pistas marcadas por los mismos esquiadores.

Las montañas de Jizerské hory

No es casualidad que estas montañas las denominan la Mekka de los esquiadores de fondo. Unas pistas preciosas, naturaleza maravillosa y un servicio perfecto. Una de las carreras más conocidas y más populares de esquí de fondo en Chequia es tal llamada Jizerská padesátka (es decir, Los Cincuenta de Jizerské hory) que se lleva celebrando cada año, por lo general el segundo domingo de enero, desde el año 1968. Se usa la ruta de 170 km llamada Jizerská lyžařská magistrála la cual quizás te motive a realizar otras carreras y descubrir otras regiones de esquí de fondo del país.

La sierra de Vysočina

Vysočina es un paisaje prometido para el esquí de fondo. En la localidad de Žďárské vrchy sobre todo encontrarás pistas mantenidas a máquina. El centro de esquí de fondo es la ciudad Nové Město na Moravě en cuyas proximidades podrás probar un circuito de carreras en el que anteriormente tenían lugar carreras de copa mundial. Sin embargo, encontrarás aquí también rutas de menos dificultad.

Moravia del Norte

Moravia del Norte ofrece para el esquí de fondo un sinfín de lugares tanto para los deportistas entrenados como para familias. Los primeros optarán sobre todo por las crestas de las montañas de Beskydy o Jeseníky, los segundos querrán compaginar las rutas con las visitas de lugares interesantes de los cuales en Jeseníky y Beskydy encontrarás una multitud. Se trate o no del museo etnográfico al aire libre en Rožnov pod Radhoštěm (doplnit web), el singular museo papelero en Velké Losiny (web) o el museo de los camiones de la marca Tatra en Kopřivnice (web).

Moravia del Sur

A pesar de que aquí no encuentres terrenos difíciles, si perteneces a la categoría de esquiador de recreo, te gustará el paseo por las crestas de Chřiby, Moravský kras o Podyjí. “La excursión“ invernal desde la maravillosa ciudad Vranov nad Dyjí hasta Austria, junto a la visita del parque nacional Podyjí, la podrán hacer perfectamente incluso los niños. La ruta mide 25 km, pero todo el tiempo es un recorrido llano. La proximidad de la civilización te proporcionará el descando en acogedores restaurantes y cervecerías.

FUENTE: Oficina de Turismo de la República Checa – CzechTourism

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar