Consejos de la Administración de Parques Nacionales a la hora de disfrutar la Naturaleza

PRÁCTICAS DE BAJO IMPACTO

CONSEJOS PARA QUE EL VISITANTE CONOZCA LAS FORMAS DE DISFRUTAR DE LA NATURALEZA SIN DAÑARLA

Casi nadie que realmente disfrute de la vida y la recreación en la naturaleza quiere dañarla. Pero no siempre sabemos qué hacer para evitarlo, y a menudo ni siquiera percibimos que hay un daño.

Debido a que cada vez hay más personas que se interesan por visitar áreas protegidas, queremos darles algunos consejos…

Cuando planifique una salida grupal….

■ Se recomiendan salidas para 10 ó 12 personas o menos si es posible, evitando así el impacto y la acumulación de desechos. Si el grupo es mayor, trata de acampar en lugares con servicios (baños, mesas, fogones, etc) preparados para recibir mucha gente.
■ Lleve comida liviana y nutritiva, en recipientes que puedan llevarse de vuelta y así evitar la generación de basura.
■ Lleve una o dos bolsas para residuos, para recoger su basura y la que otros puedan haber dejado.
■ También lleve una palita de mano o algo similar, para enterrar las deposiciones.
■ No entierre la basura, llévese de vuelta hasta el último resto.
■ En las áreas silvestres, las radios, grabadores, instrumentos musicales muy fuertes, y los gritos permanentes, están fuera de lugar.

Si sale a caminar…

■ Camine en fila sin salir del sendero evitando de esta manera la alteración del lugar.
■ Evite caminar sobre suelo anegado. El suelo cargado de agua es mucho más susceptible de deterioro.
■ Evite llevar mascotas (perros, gatos) porque suelen perseguir y molestar ejemplares de la fauna local.
■ Mantenga lo más bajo posible el nivel de ruidos ya que éstos alteran el comportamiento de la fauna, y deterioran la calidad de la experiencia en la naturaleza, para usted y los otros visitantes.
■ Evite cortar camino en los zigzags o caracoles. Los «atajos» se erosionan severamente.
■ Descanse fuera de la picada y en lugares resistentes o sin vegetación. Hacer los descansos sobre la picada obliga a otros caminantes a salir de la misma para pasar.

Cuando camine en zonas donde no hay senderos…

■Disperse el grupo y no camine en fila ya que crea nuevos senderos en áreas prístinas donde no son convenientes y evite señalizarlos porque produce impacto visual.
■ Camine en zonas de superficies durables, como roca, pedreros o cursos de arroyos secos.

Cuando acampe…

■ Hágalo en lugares permitidos. En sitios poco frecuentados, sólo acampe en lugares libres de vegetación para no pisotear en exceso la misma.
■ Trate de acampar cerca de pequeñas elevaciones con algo de bosque ya que son más cálidos que las orillas de arroyos o los pastizales húmedos.
■ Ubique la carpa de manera que este escondida por árboles, arbustos y rocas, y así tendrá la sensación de soledad y privacidad.
■ Evite hacer canaletas alrededor de la carpa porque éstas pueden comenzar erosión y dejar cicatrices muy duraderas.
■ Evite llevar innecesariamente su vehículo hasta la carpa, deteriorando la vegetación y el suelo. Tampoco lave vehículos en los cursos o cuerpos de agua o en sus orillas.
■ Si acampa en un área donde están permitidos los perros, manténgalos siempre controlados y atados. De todos modos, hay que evitar llevar perros u otras mascotas a las áreas silvestres.
■ Dicen que “los buenos sitios de acampe no se hacen, sino que se encuentran”. Adáptese usted a la naturaleza y no adapte la naturaleza para usted. No construya estructuras, como círculos de piedra alrededor del fuego, «camas», bancos, repisas, etc. No corte plantas verdes. Antes de irse del lugar, revíselo y asegúrese que no quedan rastros de su visita.

Con respecto al fuego…

■ Lleve un calentador liviano, y trate de no hacer fuego. Pero si está permitido, trate de usar un sitio de fogón ya usado en vez de inaugurar uno nuevo.
■ Use leña seca y caída que pueda cortarse a mano. No corte leña en pie (ni verde ni muerta).
■ Evite hacer fuego cerca de árboles y arbustos. Si no hay demarcado un sitio para hacer fuego evite construir un círculo de piedras alrededor de él, aunque si ya existen úselos.
■ Evite hacer fuego cerca directamente sobre el suelo sino sobre un receptáculo de metal o un montículo de arena o piedras pequeñas.
■ Evite hacer fuego cerca de una gran roca, porque el humo la va a ennegrecer.
■ Alimente el fuego de a poco, para evitar quemar la vegetación circundante. La leña chica es preferible porque se quema completamente y proporciona un sustrato de brasas limpias y bien calientes; y cuando se vaya del lugar, no va a dejar troncos semi- quemados.
■ NUNCA deje el fuego sin atender y APÁGUELO siempre con agua.

Con respecto a los sanitarios…

■ En áreas sin baño ni letrina, que cada individuo haga un pocito de unos 20 cm de profundidad (si no tiene palita, se puede hacer con el pie), a por lo menos 60 m de cualquier curso o cuerpo de agua, y cubra las deposiciones con suelo.
■ No orinar cerca del agua, del campamento o los senderos.
■ Para un grupo, excavar una trinchera de unos 30 cm de profundidad y no más de 30 cm de ancho, a por lo menos 60 m del agua, el campamento o el sendero. Luego de cada uso, cubrir las deposiciones con suelo y apisonar con el pie o la palita. Cuando los desechos lleguen hasta unos 10 cm de la superficie, llenar la trinchera y camuflarla con piedras, hojarasca, etc.
■ Use papel higiénico biodegradable, blanco y no perfumado.
■ No lave vajilla o ropa en los arroyos o lagos ya que usar jabones, aunque sean biodegradables contaminan el agua, dañan los peces y otra vida acuática.
■ Si lava vajilla o ropa, hágalo en un recipiente con agua y jabón blanco preferentemente, y luego tire el agua jabonosa en un pozo lejos de cuerpos o cursos de agua.

Con respecto a la fauna…

■ Observe a la fauna a la distancia; no siga ni se acerque a los animales.
■ Nunca alimente a la fauna; perjudica la salud de los animales, altera sus comportamientos naturales y crea dependencia, y los expone a predadores y otros peligros.
■ Si pesca, las tripas de pescado, enterrarlas en un pocito. Nunca las deje tiradas en la orilla ni las tire al agua. Ensucian el área, y facilitan el contagio de parásitos.

Deje lo que encuentre…

■ Preserve el pasado: observe, pero no toque las estructuras y artefactos arqueológicos, históricos y culturales.
■ Deje las rocas, plantas (o sus partes, como flores) y otros objetos naturales, como los encuentra.
■ Evite introducir o transportar especies no-nativas (que no son del lugar).

Si va a usar caballos…

■ Use la menor cantidad posible de caballos. Además, aplique las recomendaciones para transitar por senderos, ó por áreas sin sendero (a campo traviesa), como se explicaron anteriormente.
■ Evite los sectores ó los períodos del año con el suelo saturado de agua, o con mallines, surgentes o vertientes. El suelo húmedo es muy severamente impactado por los caballos.
■ Haga que sus animales tomen agua en vados o lechos rocosos o pedregosos, evitando las márgenes o barrancas de cursos de agua con suelo blando. De ser posible utilice bebederos o déles agua en un balde.
■ En las paradas, atar el caballo a un buen árbol de no menos de 20 cm de diámetro debido a que los árboles más pequeños son más blandos y se dañan fácilmente por el tironeo y la abrasión de las riendas. Elija un sitio seco y resistente al pisoteo.
■ Si el caballo debe estar atado mucho tiempo, estire bien una rienda o una soga entre dos árboles grandes, en un sitio seco. Ate el caballo al «riel» de rienda o soga así se puede mover libremente (reduciendo la tendencia a pisotear un punto o dejar cicatrices en los árboles).
■ Si puede, es preferible manearlo, lo que permite que el caballo pastoree en un área mayor, sin deteriorar un punto. Si lo ata por medio de una estaca al suelo, mueva al animal a menudo, y saque las estacas cuando se vaya.
■ Los animales que están pastando o atados por largo tiempo, deben estar alejados por lo menos 50 metros de lagos, arroyos y campamentos, para evitar contaminación de aguas, excesivo pisoteo de vegetación y suelo y situaciones desagradables (excrementos, orina).
■ Disperse las acumulaciones de bosta con un palo, para acelerar su descomposición, y mejorar el aspecto en que deja el área.
■ En las paradas (aunque sean cortas) ate los caballos fuera de la picada, por consideración a los otros usuarios y para evitar desgaste excesivo del sendero.
■ Si se encuentran en un sendero gente a caballo y caminantes, estos últimos deberían esperar el paso de los caballos saliéndose del sendero ladera abajo, y sin hablar fuerte, hasta que pasen los caballos.
■ Donde esté habilitado el servicio de porteo con llamas, prefiéralo a los caballos -su impacto es mucho menor.

La filosofía básica es «No deje signos de que usted haya estado alguna vez en el lugar

FUENTE: APN – Administración de Parques Nacionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar