Nuevos guardaparques en el Parque Nacional Iguazú

Con la incorporación de los 6 nuevos profesionales, el número de guardaparques en el Parque más visitado del país, asciende a 30 personas. Y el año que viene se agregarían otros 7 guardaparques de apoyo, quienes iniciarían el curso en noviembre en la provincia de Corrientes.

Desde pasado mañana, el Parque Nacional Iguazú (PNI) cuenta con 6 guardaparques más, lo que suma un total de 30 personas a cargo del cuidado del área protegida que conforma el Parque más visitado del país.

Es así como ya están en sus funciones, los guardaparques nacionales; Mariano Díaz (30) de Rosario Provincia de Santa Fé, Marcos Cravea de Tandil- Buenos Aires (28), Natalia Sol Alfonso (23) de Neuquén, Matías Martínez (28) de Adrogué- Buenos Aires, Lorena Ojeda Gómez (27) de San Carlos de Bariloche- Río Negro. Y el guardaparque nacional Diego Puentes de Córdoba, quien es de la promoción XXV, y viene trasladado desde el Parque Nacional Lihue Calel de La Pampa, desde donde solicitó ser incorporado al cuerpo de guardaparques del PNI.

Adrían Georgopulos, quien se desempeña desde el año 1991 en el Parque Nacional Iguazú, señaló en diálogo con Misiones On Line que tenían varias áreas que no alcanzaban a vigilar bien porque eran poco más de 20 personas y el tamaño del Parque es grande (alrededor de 67.620 hectáreas). “Ayuda bastante esta incorporación, son muy bienvenidos los nuevos guardaparques, lo necesitábamos” indicó Georgopulos.

Y adelantó que el año que viene se incorporarían 7 profesionales más, “en noviembre comenzaría el curso de los guardaparques de apoyo en distintos puntos del país, y para la región del NEA se dictará en Corrientes. Así es que esperamos con ansias que lo realicen porque a raíz de esto, el año que viene se incorporarían al PNI, 7 guardaparques de apoyo, para nosotros es muy importante”.

Tres guardaparques de Iguazú

Por otra parte, se recibieron tres nuevos guardaparques nacionales provenientes de Iguazú, y ya están cumpliendo funciones en distintas provincias.

Ellos son Isolda Sánchez, Marcos Malaspina y Alberto Emanuel Crosta, quienes se recibieron en la escuela de Guardaparques Nacionales, en la provincia de Córdoba, los mismos pertenecen a la promoción XXVI del cuerpo de guardaparques nacionales.

Isolda Sánchez es una de las ocho guardaparques femeninas que se han recibido en la escuela de Guardaparques Nacionales en Córdoba, nacida en la localidad de Puerto Iguazú, comentó “viví el Parque muy de cerca, de chiquita íbamos con mi familia a las Cataratas, al viejo hotel y siempre soñé con trabajar en Parques Nacionales, el trabajo de mi mamá, Ángela Sánchez, como docente en la escuelita de Cataratas, me influenció mucho para tomar la decisión de incorporarme al cuerpo de Guardaparques”.

Y agregó que “Parques Nacionales en Iguazú siempre tuvo una muy buena imagen como institución, siempre trabajando y defendiendo la naturaleza, me gustaba y veía que esto era lo mío, que quería ser parte y aportar mi granito de arena”.

Además contó que “la experiencia en la escuela de Guardaparques fue muy buena por parte de los profesores y compañeros de curso, donde nos han ayudado por ejemplo en mecánica, donde nosotras las mujeres no teníamos mucho conocimiento”.

Isolda Sánchez, quien además es Licenciada en Turismo, quedó en cuarto lugar en orden de mérito de calificaciones finales de la promoción XXVI de Guardaparques Nacionales, y fue la mejor posicionada del grupo de iguazuences. Su trabajo anterior fue de pasante en el Departamento de Desarrollo Regional de APN y en el Comité de Control en el área Cataratas. Su destino para cumplir funciones como Guardaparque Nacional será el Monumento Natural Bosques Petrificados ubicada en el noreste de  Santa Cruz.

El otro guardaparque de Iguazú es Alberto Emanuel Crosta, quien es además Guía de Turismo recibido en el ITEC de Iguazú. Trabajaba desde el año 2007 en el departamento de I.C.E. (Incendio, Comunicación y Emergencia) del Parque Nacional Iguazú, en el área Cataratas. Antes de eso había hecho voluntariados en el Parque de Chaco.

Alberto fue destinado al Parque Nacional Pilcomayo en la Provincia de Formosa, “conozco ese Parque porque fui una vez a realizar un curso, una zona bastante agreste, pero me gusta, de la capital de Formosa está a 120 km. Tiene más de 70 mil hectáreas de reserva, el lugar se llama Laguna Blanca y hace frontera con Paraguay. Allá los recorridos se realizan en caballo”, comentó.

“En febrero de este año empezamos las clases en la escuela de Guardaparques Nacionales en Córdoba, después de presentar todos los requisitos y rendir una prueba de admisión, física y teórica” finalizó Crosta.

Los treinta Guardaparques Nacionales que se recibieron en esta promoción cubrirán puestos en quince Parques, en distintas provincias de Argentina, esto reforzará al plantel de Guardaparques que actualmente existe en las áreas nacionales protegidas.

Marcos Malaspina es el otro de los Guardaparques Nacionales de Iguazú recibidos, “yo había hecho unos voluntariados en otros Parques Nacionales, y desde el 2006 trabajaba en Iguazú en el departamento de Uso Público”.

Malaspina nos contó que “los meses que estuvimos en el Centro de Formación en Córdoba fue muy productivo, compartiendo con personas de distintos puntos de Argentina, con distintas opiniones sobre temas comunes, además todos estábamos ahí con el mismo sueño, recibirnos de Guardaparques. El nivel de estudio es muy bueno, los capacitadores y profesores excelentes, casi todos pertenecen a la institución, con larga trayectoria y experiencia, conocen de los temas en profundidad. Uno de ellos es el guardaparque de Iguazú, Walter Maciel, quien dictó la materia sobre Educación Ambiental”

La misión de un Guardaparque es el control y vigilancia social y ecológica de las áreas protegidas de Parques, de ello se desprenden una montón de funciones que lo hacen un trabajo más amplio, dependerá de las características, necesidades, problemáticas y prioridades de cada parque.

Malaspina está destinado al Parque Nacional Copos, en la provincia de Santiago del Estero, a 370 kilómetros de la capital, en el límite con Chaco, la localidad más cercana al Parque es Pampa de los Guanacos, que está a 35 kilómetros del Parque, “sé poco del Parque donde voy a cumplir mis funciones, que es un clima bastante áspero, suelo seco, con lluvias bien marcadas desde ahora hasta marzo y la temperatura puede llegar a máximas de 50ºC. Mucha riqueza en lo que es flora y fauna, es un parche del Chaco seco muy bien conservado donde no hubo explotación forestal en algunos sectores, de 115 mil hectáreas de reserva. Me incorporo a un grupo de Guardaparques que ya están trabajando en ese lugar” finalizó Marcos.

FUENTE: Secretaría de Comunicación Pública – Presidencia de la Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar