Desde Rosario, descanso y turismo activo en plena naturaleza isleña

A menos de 20 minutos de Costa Alta, el Paraná Viejo da acceso a servicios y actividades en medio del delta. Es posible disfrutar de buena gastronomía, pasar un día de playa y acampar, jugar beach vóley y fútbol tenis, relajarse con terapias holísticas y clases de yoga, o internarse aún más en la naturaleza mediante avistajes de aves y cabalgatas guiadas.

En la costa norte de Rosario, entre el balneario La Florida y la cabecera del puente Rosario-Victoria, Costa Alta es un mirador desde el cual, después de tomar unas fotos, es posible descender hasta el pie de la barranca. Allí se extiende el Paseo del Caminante, un extenso muelle peatonal que bordea el río a lo largo de mil metros.

Este paseo, donde se puede disponer de un bar (Cosme, que explota las noches de verano), se completa con un muelle en forma de “T” destinado al ascenso y descenso de pasajeros. Desde acá salen lanchas que cruzan el río Paraná y dan la vuelta por detrás de la isla La Invernada, ingresando a las aguas del Paraná Viejo.

El traslado demora de 15 a 20 minutos ($350), con salidas todos los días de 11 a 20. Para desembarcar puede optarse entre las variadas actividades y la movida playera de El Pimpollal, la onda natural y apacible de El Corazón Verde, la gastronomía del restaurante Capibara, la pintoresca tranquilidad del eco-camping Los Benitos y el agreste estilo isleño de Wilson e Isla Libertad.

Brújula de paradores

– El Pimpollal puede describirse desde tres puntos de vista: una infraestructura única en la región para eventos corporativos, actividades y paseos que fusionan lo rural con lo isleño, y una playa que los fines de semana explota como el centro de la movida joven del Paraná Viejo.

La dinámica de eventos cuenta con un gran salón elevado en forma curva con capacidad para unas 230 personas sentadas. Todo construido en madera, combina una barra central, amplios ventanales y un deck exterior que funciona como privilegiado balcón al río.

Ese SUM isleño, con la altura de un primer piso, proyecta su sombra y mantiene fresco un sector de arena donde se distribuyen mesas y una barra que funciona como bar. Más allá está el espacio de cocina con parrillas y hornos de barro.

¿Qué comer? Las empanadas de pescado son imperdibles y también el pescado de río al horno de leña. Además salen muy buenas las pizzas caseras, y no faltan sándwiches, picadas y ensaladas.

Para actividades el predio abarca cancha de vóley en la arena, fútbol tenis, y -como algo distinto- boomerang y cancha de bochas. También es original el paseo rural: hay gallinas ponedoras, criadero de cerdos, vacas, caballos y huerta orgánica. Y eso es lo básico para disfrutar con la estadía (se cobra $150), porque también puede optarse por distintas excursiones y propuestas.

Se destacan las cabalgatas guiadas de 1.30 a 2 horas ($600), una experiencia única para conectarse con la naturaleza del humedal. También se ofrece pesca desde la costa (cañas y carnada por $600 el día), alquiler de tablas de Stand Up Paddle ($300 la hora) y con reserva previa paseos náuticos y excursiones guiadas de avistaje de aves (mínimo 4 personas). Otro dato: en las redes suelen anunciarse talleres y clases de yoga.

La infraestructura incluye una cabaña que puede reservarse para grupos.
Contacto: 0341 15 5494777. IG: @islaelpimpollal

– El Corazón Verde es un restobar que abre sábados y domingos entre las 12 y las 20 con una apuesta a un público tranquilo que disfruta de la naturaleza. Además de las especies autóctonas de la isla, muchos visitantes aprecian encontrar canteros con menta, tomillo, orégano, romero, lavanda, cedrón… y macetas con suculentas hasta en los baños!

Hay un lindo sector de arena para tomar sol y arboledas que dan sombra a mesas al aire libre. Allí se puede disfrutar de una carta acotada pero bien cuidada, con opciones que van desde el sabroso sandwich veggie ($240) al de bondiola con reducción de cerveza negra ($300). Con reserva previa vale la pena pedir el menú fijo de pescado de río o carne a la parrilla, con una empanada de entrada + ensalada o fritas ($650).

Entre las alternativas para beber sale mucho la limonada y la cerveza artesanal Faucaria ($150 la pinta), además de una decena de tragos clásicos.

Hay actividades como mesa de ping pong, beach vóley y fútbol tenis, mientras que al caer el sol se genera buena onda alrededor de un tradicional fogón. Hay que estar atento a las redes ya que algunas tardecitas se ofrecen clases de yoga.

En concepto de estadía en El Corazón Verde se cobra una consumición mínima ($150) y se pide no ingresar con heladeritas. El servicio del lugar también se adapta para armar eventos privados al aire libre.
Contacto: 0341 15 3431378 / 5936168. IG: @elcorazonverdeok

– Desde hace ya casi una década, Capibara se ha posicionado como “el” restaurante del Paraná Viejo. Además del salón principal tiene un amplio jardín al río con distintos espacios para disfrutar de la vista desde una ambientación típicamente isleña.

Las lanchas que se acercan hasta acá no lo hacen sólo para disfrutar de una buena atención en un entorno distinto: Capibara es particularmente famoso por sus platos cocinados en horno de barro. Recomendable el menú fijo: una empanada de pescado de entrada, plato de carne o pescado de río despinado bien dorado al horno de barro, con ensalada ($600).

A la tarde son clásicos los pastelitos de membrillo y de batata. Abre de martes a domingo de 12 a 18. Se recomienda reserva previa.
Contacto: 0341 154 002348 / 50. 

– Los Benitos es un eco-camping de estilo bohemio desarrollado desde 2005 para disfrutar del silencio y la naturaleza. Tiene un bar y proveeduría muy pintoresco que abre todos los días de 12 a 20, tres cabañas tipo dormis (para 2 personas $1.400 y hasta 5 personas $2.400) y zona de acampe con buena sombra. Todo el entorno invita a bajar el ritmo y conectarse con la tranquilidad isleña.

Siempre con reserva previa, la propuesta gastronómica se centra en platos de pescado y recetas vegetarianas. Para los fines de semana puede consultarse por sesión de masajes (entre $700 y $1.300), clases de yoga y experiencias relacionadas con la meditación y la limpieza energética. Vale la pena repasar en las redes la agenda de encuentros, talleres y terapias holísticas.

La estadía cuesta $150. Acampar $300 incluyendo estadía. Para tener en la mira: hay un combo que incluye traslado, estadía y un almuerzo de pescado y vegetales con bebida incluida por $850 por persona.
Contacto: 0341 15 325 3505. FB: @ecocampinglosbenitos

– Isla Libertad es un espacio típicamente isleño, cerca del ingreso al Paraná Viejo. Ofrece dos cabañas tipo dormis, espacio para acampar y parrilleros. La estadía cuesta $100 por persona y para camping se cobra aparte $250 por carpa.

Para comer son un clásico los platos de pescado de río a la parrilla y las tradicionales empanadas de pescado. Los fines de semana no faltan pan y pastelitos caseros, aunque para prever las opciones de menú siempre es recomendable contactarse con anticipación. También se venden bebidas y hielo.
Contacto: 0341 15 514 8869.

– Poco más allá sigue el Parador Wilson. Tiene mesas y parrilleros a la sombra, lugar para camping y un servicio para pasar el día y desconectarse de la rutina urbana. Se cobra una estadía de $150.
Contacto: 0341 15 2145084

Cuánto cuesta
El taxi náutico para cruzar al Paraná Viejo desde Costa Alta cuesta $350 por persona. La estadía se cobra entre $100 y $150 (puede incluir consumición). Para comer, un menú de pescado de río con entrada y guarnición cuesta entre $550 y $650. Una gaseosa de 1,5 litro va de $140 a $180. Por noche hay dormis o cabaña (para 4 personas ronda entre $2.000 y $3.000) y camping (de $250 a $300 la carpa).

.

FUENTE: SUBSECRETARÍA DE TURISMO, MUNICIPALIDAD DE ROSARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar