El Jardín Japonés, un paseo imprescindible para conocer en la Ciudad de Buenos Aires


Vivimos una gran experiencia en un ”oasis” en la Ciudad de Buenos Aires como es el Jardín Japonés. Una visita muy especial, realizada junto a colegas de diferentes medios de prensa y en un recorrido con una visión diferente, con información sobre su historia, con contenidos de la tradición japonesa y la pasión que transmite sobre esta cultura Sergio Miyagi, su encargado de prensa.

El Jardín Japonés es un lugar mágico, con una paz y una armonía difícil de encontrar en otro lugar de la ciudad, con un componente visual y natural que logra que el visitante pueda abstraerse de la rutina y el estrés habitual en plena urbe. Con la particularidad que quien lo recorre puede hacerlo en poco más de treinta minutos o tomarse todo el día, depende del tiempo que cada uno quiera vivir la experiencia, disfrutar el silencio y contactarse con la naturaleza y el sosiego que fluye aquí.

Son increíbles las imágenes que se pueden vivenciar desde diferentes lugares del Jardín, son fotos que quedan en la retina (y en las cámaras), la vegetación tan cuidada, las flores que, dependiendo la época del año, sorprenden con sus colores y belleza. Para quien visita el parque les recomendamos tomarse un tiempo y pasear con tranquilidad por cada espacio: la entrada Hokkaido, el Vivero, la Torre de 13 Aleros, el Puente Plano, Torii, el Faro Histórico, el Chashitsu, el Puente Curvo, Campana de la Paz, Shureimon Patio de los Recuerdos, Camino de Azaleas, la Pérgola, Torii 50 aniversario, SUM Kyoto, Camino de Rosas, el Monumento al esfuerzo del Inmigrante Japones, el Criadero de Peces, el Puente Zigzag. Y pasar por el sorprendente Solmáforo: un instrumento que mide la radiación UV eritémica (la que afecta la piel), se visualiza por medio de luces de colores codificadas para conocer el riesgo y su incidencia.

En este lugar se tiene conciencia por el medioambiente, cuidando cada detalle en toda la extensión del Jardín y también hay una atención especial por la accesibilidad para que todos puedan disfrutar esta experiencia. Hay un atril informativo donde están muy bien representados los atractivos del Jardín, con indicación del sector donde está ubicado cada uno y en tres idiomas, español, portugués e inglés.   


También tuvimos la posibilidad de conocer los sabores del restaurant del Jardín Japonés, tan reconocido como el lugar de comida nipona de Buenos Aires por excelencia. Allí comprobamos que los platos, la atención y la ambientación se conjugan de manera cálida y especial, generando un clima para disfrutar con todos los sentidos. Delicioso sushi y sashimi combinados con diferentes sabores únicos, arroces en el punto justo, maridado con sabrosas carnes y verduras condimentadas que generan gustos especiales difíciles de olvidar. Para finalizar, los postres con productos típicos de la cocina japonesa, que sólo pueden disfrutarse en un lugar como éste, con una combinación que logran gran deleite para el paladar.

Es fantástica la cantidad, diversidad y calidad de agenda de cursos, clases y charlas sobre salud, tradiciones, artes, medicina, estilo de vida y cultura japonesa que hay de manera continúa. Y un dato interesante: durante el mes hay días con entrada gratuita para argentinos y residentes en el país, aunque el precios es bien razonable el resto de los días ($ 150 argentinos)

Un lugar indispensable para visitar varias veces durante el año y disfrutar de sus espacios, cargarse de energía, tener la posibilidad de encontrarse con uno mismo, además de sentir la influencia de una cultura que nunca deja de sorprender.

.

FRANCISCO SIMONE para EL DIARIO DE TURISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar