“Bacalar”, un pueblo fundado por los mayas que conserva la magia natural de sus encantos

Bacalar fue fundado por los mayas hacia el año 415 d.C. en el estado de Quintana Roo  y fue acosado por piratas durante siglos por su importancia comercial a la orilla de la laguna de los siete colores. Hoy en día se destaca por ser un lugar lleno de cultura cuya influencia puedes observar en las fachadas de todo el pueblo.

Aunque su laguna es su atractivo principal, en Bacalar existen opciones de cultura, diversión y entretenimiento. Por ejemplo, quienes deseen acercarse a las historias caribeñas, debes visitar el Fuerte de San Felipe, con su santiguas paredes de piedra que te remontan a un castillo medieval, el cual hoy en día es el Museo de San Felipe, donde se narra la historia de piratería en la zona por medio de mapas, cédulas y dibujos de lo que aconteció ahí años atrás. Allí los espectadores,  además de encontrar una gran colección de objetos antiguos y valiosos, gozarán de una majestuosa vista de la laguna y sus alrededores.

Como ya mencionamos, Bacalar alberga uno de los tesoros naturales más hermosos de México: la Laguna de los Siete Colores que además de su belleza única también guarda otros tesoros sorprendentes. Es hogar de algunos de los organismos más antiguos del planeta que podrían ayudar a descifrar el origen de la vida y los secretos que dejaron los piratas de los siglos XVII y XVIII cuando se escondieron allí.

Se le llama de los siete colores debido a las diferencias en los suelos de su fondo, la diferencia de profundidades y la variación en la intensidad de los rayos del sol; todo ello hace que sus aguas reflejen siete diferentes tonalidades de azul.

Disfruta del inigualable paisaje ya sea en lancha, kayak, velero o moto acuática. Admira el contraste de la frondosa vegetación que rodea las aguas y déjate arrullar por el canto de las aves, lo que hará de ésta una experiencia mágica.

Aventurate a navegar por los rápidos que desembocan en el río Hondo o en el estero de Chac de la misma forma que lo hacían los piratas en su época.

Además, este pueblo mágico también es la puerta de entrada a las cavernas subacuáticas del Cenote Azul, localizado a 30 Km al noroeste de Chetumal el cual se conecta con el lago de Bacalar. En el Cenote hay un restaurante típico que ofrece platos de la región, a base de mariscos y animales silvestres.

Bacalar es simplemente un poblado paradisiaco que te enamorará con sus pequeñas casas de pescadores donde se encuentra una hermosa laguna verde azul y el parque ecoturístico Uchben Kah, donde puedes nadar, hacer snorkel, bucear o realizar tranquilos paseos en lancha.

Practica buceo o esnórquel en el magnífico Cenote Azul. Siéntete pequeño al lado de la inmensidad de sus más de 300 metros de diámetro y sus noventa metros de profundidad. Apóyate en los instructores profesionales de la zona para descubrir sus cuevas submarinas e infinidad de recovecos.

Para renovar tu cuerpo y alma, encontraras en la laguna Bacalar un lugar ideal para la relajación: la energía que transmite te llena de una inexplicable sensación de paz y de tranquilidad. Deja que los elementos de la naturaleza te contagien de energía ayudando a tu cuerpo en esta experiencia sanadora.

Por otro lado, otra de las cosas a disfrutar en Bacalar como en el resto del estado, es la gastronomía, la cual tiene una gran influencia de la cocina yucateca y beliceña, donde se destaca el “rice and beans”, plato que tiene la particularidad de estar cocinado con aceite de coco. También se elaboran tamales de xpelón (una variedad de fríjol) y el sotobichay (brazo de reina) que es un tamal con chaya.

Y para los más exploradores, en los alrededores de Bacalar existen otras poblaciones de origen maya en las riberas de la laguna. Más hacia el norte está Buenavista, y un grupo de espejos de agua como las de Guadalupe, Teresita y Los Conejos. El recorrido nos llevará también a toparnos con la población de “Limones”, una magnífica oportunidad para ver en vivo y en director las típicas chozas rústicas y su iglesia sencilla pero sublime. Si quieres conocer más y más rincones, la travesía puede concluir en la región sur de la laguna donde aparece Xul-Há un lugar que invita al descanso, disfrutar de una cómoda tarde, recostado junto a un árbol o en una hamaca y disfrutar de su tranquilidad Maya.

.

FUENTE: PERSONALLY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar