Lo que todo el mundo admira: Conoce los doce monumentos checos protegidos por la UNESCO

czech tourism NUEVO LOGO

Si alguien quisiera ver todos los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tendría que visitar más de mil destinos y los viajes le llevarían varios años. La República Checa posee un número único de monumentos con los cuales te podrás familiarizar realizando viajes cortos. Ofrecen un viaje por la historia europea de la época románica hasta después del siglo XX.

Ciudades checas: cuatro joyas de la UNESCO

Los monumentos checos más populares, buscados y también más grandes protegidos por la UNESCO son los centros históricos de estas cuatro ciudades: Praga, Český Krumlov, Kutná Hora y Telč. Te harán disfrutar de mágicos paseos a través de todos los estilos arquitectónicos de Europa Central. Déjate envolver por la magia del Castillo de Praga y la Catedral de San Vito, la Ciudad Vieja con la Plaza de la Ciudad Vieja y el antiguo Barrio Judío con sus sinagogas y monumentos únicos de estilo barroco, junto con la Iglesia de San Nicolás (chrám sv. Mikuláše) de Malá Strana. También poseen su propia magia las callejuelas y los románticos rincones de Český Krumlov, con su Castillo y Palacio donde se esconde un preciado teatro barroco. En Kutná Hora es interesante ver tanto el centro histórico de la ciudad con su Iglesia de Santa Bárbara (kostel sv. Barbory) como la Catedral de Asunción de la Virgen María (katedrála Panny Marie), en el barrio Sedlec. En su reconstrucción, durante el inicio del siglo XVIII, participó el renombrado arquitecto Jan Blažej Santini. Para finalizar, la joya renacentista de las ciudades checas; Telč, una ciudad conservada íntegramente en su estilo medieval con fosos de agua, palacio y plaza, plagado de pintorescas casitas con escudos renacentistas y barrocos. Si nunca has estado en un cuento, aquí descubrirás qué se siente al estar en uno.

Segundo encuentro con Santini.

A unos 100 km al sudeste de Kutná Hora, se halla Žďár nad Sázavou donde se alza la Iglesa de peregrinación de San Juan Nepomucemo (poutní kostel sv. Jana Nepomuckého), en Zelená hora. Por iniciativa del abad, el arquitecto Jan Blažej Santini construyó el monasterio cisterciense de la zona con un original estilo barroco gótico. Como también ocurre en otros proyectos de Santini, todo gira en torno a los símbolos; plataformas con estrellas de cinco puntas, cinco salidas con cinco estrellas y cinco ángeles en el altar principal. ¿Te atreves a adivinar otro de los secretos relacionados con esta espectacular construcción?

UNESCO en la naturaleza

En Moravia del Sur descubrirás el Recinto de Lednice-Valtice, considerado como el paisaje artificial de mayor superficie de Europa. La arquitectura barroca y neogótica se unen con las pequeñas construcciones de sus dos palacios y los extensos bosques y parques mantenidos al estilo de los jardines ingleses. Si te interesan los edificios rústicos, puedes conocer Holašovice, un tradicional pueblo con varias decenas de casas de los siglos XVIII y XIX, construidas en el original estilo barroco popular de Bohemia del Sur. Entre todo el torbellino de experiencias y emociones de otros lugares, quizá este te parezca algo usual pero confía en que no encontrarás un monumento similar protegido por la UNESCO en todo el mundo.

Monumentos judíos en Třebíč

Entre los lugares de interés de Třebíč se encuentra la Basílica de San Procopio (bazilika sv. Prokopa) románico-gótica y el Barrio judío Zámostí que representa el único monumento judío, detrás de Jerusalén, perteneciente a la UNESCO. Ambos monumentos ilustran la larga convivencia pacífica entre dos culturas en una pequeña ciudad de Moravia. En el Barrio judío te conquistará el misterioso espíritu de sus callejuelas, sus oscuros rincones y sus abovedados pasajes. Se han conservado más de un centenar de casas incluyendo dos sinagogas y el antiguo Ayuntamiento. Sería interesante visitar varios museos y galerías, y el Cementerio judío que forma parte de los cementerios más grandes y mejor conservados de Chequia.

Renacimiento y barroco en los palacios y ciudades

Otros lugares especiales protegidos por la UNESCO son el Palacio renacentista de Litomyšl, con una decoración única esgrafiada en sus fachadas y escudos, y el Palacio arzobispal con sus Jardines de Kroměříž. El jardín palaciego está directamente conectado al complejo del palacio y, ligeramente en un lado, se halla el excepcional Jardín Floral (Květná zahrada) de estilo renacentista, con laberintos, altares, piscinas, fuentes, invernadero, columnata e interminables paredes verdes de pasillos producidos por árboles y arbustos.

Uno de los monumentos de la UNESCO más pequeños es la Columna de la Santísima Trinidad (barokní sloup Nejsvětější Trojice), situada en el centro de Olomouc, por supuesto solo de su huella. La columna, de treinta y cinco metros de alto, representa la agrupación más grande de estatuas barrocas en una sepultura de toda Europa Central.

El milagro funcionalista de Brno.

También es excepcional la Villa Tugendhat de Brno, la construcción más grande diseñada por el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe de Europa y, al mismo tiempo, el único monumento moderno de Chequia declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Se construyó entre los años 1929-1930 para el matrimonio Tugendhat. La mansión Tugendhat a menudo se encuentra entre las cuatro mansiones del mundo que han influenciado la arquitectura moderna. La complementa la Casa Robie de Frank Lloyd Wright de Chicago, la Casa Steiner de Adolf Loos de Viena y la Villa Savoya de Poissy, diseñada por Le Corbusier.

.

FUENTE: Oficina de Turismo de República Checa – CzechTourism

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portal DT, Portal de Turismo, Turismo en Argentina, Turismo Mundial, Viajes, Vacaciones, Noticias, Novedades, Placer

Otros Sitios

www.hockeynews.com.ar